Descubren nuevo planea extra solar similar a la Tierra

Buenos Aires, 9 de abril (Télam).- Un nuevo planeta extrasolar, situado en la constelación de Leo, de consistencia rocosa como la Tierra y por tanto susceptible de albergar vida, fue descubierto por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España.

En una conferencia de prensa, los científicos detallaron hoy las características del exoplaneta, que podría ser el más pequeño descubierto hasta el momento.

El cuerpo celeste fue bautizado como GJ 436c, porque orbita en torno a la estrella GJ 436 del catálogo de Gliese y Jahreiss, en el que figuran todos los fenómenos estelares conocidos.

El GJ 436c, que está situado en Leo a 30 años luz de la Tierra, tarda 5,2 días terrestres en dar una vuelta a su estrella (frente a los 365 días de la Tierra), y 4,2 días en dar una vuelta sobre sí mismo, algo que la Tierra hace en 24 horas.

La combinación de ambos movimientos lleva a que un día completo del planeta suceda en 4 años planetarios, que corresponde a 22 días terrestres. Tiene cinco veces más masa que la Tierra.

El hallazgo, publicado en la revista “Astrophysical Journal Letters”, fue comentado hoy en rueda de prensa por uno de sus descubridores, el científico Ignasi Ribas, investigador del CSIC.

Ribas reveló que “en 20 años estaremos en condiciones de observar un planeta y decir si tiene o no vida”, analizando los compuestos químicos de su atmósfera.

De la investigación también tomaron parte Andreu Font (CSIC) y Jean-Philippe Beaulieu, del Institute de Astrophysique de París.

La dimensión del GJ 436c, un 50% más grande que la Tierra, y su consistencia sólida y rocosa, lo colocan entre el tipo de planetas capaces de albergar vida, algo considerado imposible en otros más grandes y de naturaleza gaseosa, como Júpiter.

La novedad, explicó Ribas, no estriba en la detección de un nuevo cuerpo fuera del sistema solar, ya que aparecen a menudo, sino en su tamaño reducido y en el método inusual empleado para detectarlo.

Para hallarlo se apeló a una simulación informática a partir de la observación de variaciones orbitales que provocaba otro planeta del mismo sistema, ya conocido, que gira también alrededor de la estrella GJ 436, pero en una órbita más cercana.

Este, de naturaleza gaseosa y 22 veces más grande que la Tierra, fue descubierto en 2004 por un equipo estadounidense pero entonces no producía lo que se conoce como tránsitos, es decir, el paso por delante del ángulo de visión entre la estrella y la Tierra, que permite a los científicos detectar al planeta.

Tres años después expertos suizos detectaron estos tránsitos, lo que implicaba que la órbita del planeta había cambiado en ese breve espacio de tiempo y dedujeron que tales perturbaciones podían deberse a la presencia cercana de otro, que es el que acaban de identificar los científicos españoles.

Lo dicho, unido a su rara trayectoria elíptica, llevó al equipo que dirige Ribas a simular modelos astronómicos por ordenador, a través de los cuales concluyeron la existencia del nuevo planeta como única explicación a sus cambios orbitales.

Los exoplanetas suelen atisbarse por el ensombrecimiento momentáneo que provocan en el campo de luz de su estrella nodriza, sin embargo ésta es la primera vez que se captura uno por los cambios suscitados en otro planeta próximo.

Gracias a esta técnica de detección de planetas, Ribas auguró que “a corto plazo, vamos a ser capaces de ver planetas todavía más pequeños, y en principio saldrá una fauna impresionante de planetas de distintos tamaños y de distintas órbitas”.

“Estamos a quizás no mucho tiempo, un par de décadas, de ser capaces de detectar vida en otros planetas” a través del análisis de la composición química de su atmósfera mediante biomarcadores, agregó.

“En la Tierra existen compuestos en la atmósfera que no podrían existir sin que la vida los pusiera ahí continuamente, como por ejemplo el metano, el ozono y el oxígeno”, explicó el científico español. (Télam)

Titán: esperanza de vida

Titán, la luna de Saturno, podría tener escondido un océano profundo, según datos publicados en la revista Science.

Imágenes de radar de la misión Cassini-Huygens, refuerzan los pronósticos de que bajo la sólida capa de hielo existe un embalse de agua líquida.

De ser confirmado, significaría que Titán cuenta con dos de los componentes clave para la existencia de vida: agua y moléculas orgánicas.

Actualmente, se cree que otros tres satélites que se encuentran en el sistemas solar cuentan con océanos profundos: Ganímedes, Callisto y Europa.

La misión Cassini-Huygens es un proyecto de cooperación de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, (NASA), la Agencia Espacial Europea, (ESA) y la Agencia Espacial Italiana, (ASI).

Cuando Cassini comenzó a observar la mayor de las lunas de Saturno en 2004, se creía que su superficie estaba completamente cubierta con un océano de hidrocarburos.

Nuevo cuadro

Pero cuando la nave espacial colocó su radar en dirección a la luna por primera vez en 2004, y la sonda del Huygens descendió a la superficie un año después, emergió un cuadro completamente distinto.

Buena parte de la superficie resultó ser sólida, con características geográficas tales como dunas, canales y cráteres producto de impactos, salpicados de enormes “lagos”.

El último sobrevuelo de Cassini sobre Titán está ofreciendo una nueva mirada de estas características, y para sorpresa de los investigadores, no están localizadas en el sitio donde deberían.

Comparada con modelos de la rotación lunar, la información sugiere que la variación estacional observada en la tasa de rotación sólo podía existir si un océano líquido existe bajo la corteza lunar.

titan-tierra.jpgPrueba

Los investigadores, dirigidos por el doctor Ralph Lorena del University Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory de Estados Unidos, dicen que sus pronósticos pueden ser puestos a prueba durante la extensión de la misión Cassini que ha sido propuesta, o en futuras misiones.

Jon Zarnecki, profesor de Ciencias del Espacio en la Universidad Abierta del Reino Unido, quien no hizo parte del estudio, dijo que la motivación para regresar a Titán con una sonda espacial más sofisticada era “irresistible”.

La evidencia sugiere que Titán tiene dos de los elementos constitutivos claves para la formación de la vida: agua y moléculas orgánicas, y posiblemente una tercera que es una fuente de energía, dijo.

“Sabemos que hay moléculas orgánicas; el lugar está plagado de estructuras orgánicas”, dijo Zarnecki a la BBC.

nota completa

Molécula orgánica se detecta en un planeta extrasolar

Científicos encontraron una molécula orgánica. Se trata de metano y está a 63 años luz de la Tierra. Antes habían detectado vapor del agua y ya se preguntan si puede dar origen a la vida

El telescopio espacial Hubble detectó metano en la atmósfera de un planeta gigante alrededor de la estrella HD189733.
ch4_molecule_sm.gif
El metano es una molécula primaria de carbono y en la química del carbono se basa la vida en la Tierra, informa hoy el diario español El País.

“La importancia que tiene es que es la primera molécula orgánica que se detecta en un planeta extrasolar. Pero este planeta está tan cerca de la estrella, tan caliente, que la conexión con la vida es algo remoto“, asegura Agustín Sánchez Lavega, experto en atmósferas planetarias.

Sin embargo, esta observación indica que sería posible detectar metano y otros compuestos orgánicos en planetas más parecidos al terrestre, que los telescopios actuales no alcanzan a observar y que estarían en la zona de un sistema planetario que los astrónomos llaman habitable, más lejos de la estrella.

Hay metano en la atmósfera de casi todos los planetas del Sistema Solar, incluida la Tierra, y también en Titán, luna de Saturno.

Otros descubrimientos
Los astrónomos norteamericanos y británicos que publican sus resultados en la revista Nature también confirmaron la detección anterior de vapor de agua.

De hecho, ya se detectó vapor de agua y compuestos orgánicos más complejos que el metano (hidrocarburos) en el disco protoplanetario de otra estrella, todavía más lejana que la observada por el Hubble.

Fuente: Télam

Uruguay y Venezuela lanzarán un satélite de comunicaciones

MONTEVIDEO (AFP) – Uruguay y Venezuela ultiman los detalles para la puesta en órbita de un satélite de comunicaciones con fines pacíficos, cuya área de cobertura abarcará América del Sur y Central y permitirá realizar investigaciones aeroespaciales, informó el domingo la prensa uruguaya.

scd1.jpg

El satélite, denominado ‘Simón Bolívar’, de 15 años de vida útil, 2,36 metros de alto por 2,10 de ancho y 3,60 de profundidad, insumió una inversión de 250 millones de dólares de parte del gobierno de Hugo Chávez.

Su lanzamiento se producirá desde China entre agosto y septiembre, una vez terminados los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. El satélite tendrá “un uso conjunto para fines pacíficos”, dijo el presidente de la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación uruguaya, León Lev, al diario El Observador.

El emprendimiento redundará asimismo en beneficio de las comunicaciones y los pronósticos meteorológicos, y posibilitará bajar los costos de conectividad de los usuarios de banda ancha, explicó.

“Uruguay está en las vísperas de un acontecimiento de gran trascendencia” opinó Lev en referencia al satélite, cuya órbita distará 35.786 km de la Tierra.

Por su lado, la presidenta de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales, Nuris Orihuela, señaló a la página web del Centro Espacio Venezolano que el satélite nace como un proyecto estratégico “con motivación de orden social”

Cassini envía imágenes de géiseres en luna de Saturno

 

LOS ANGELES (AP) – Los científicos han comenzado a recibir información de la sonda internacional Cassini al atravesar las fumarolas de los géiseres de Encélado, uno de los satélites naturales de Saturno.

4.png

Todd Barber, ingeniero de propulsión de la NASA a cargo del proyecto, dijo que la señal de Cassini se recibió a las 0301 GMT del jueves.

La sonda debía encontrarse a unos 193 kilómetros (120 millas) sobre la superficie de Encélado al recorrer el borde de la zona de géiseres para determinar su composición química.

En 2005, Cassino envió imágenes de erupciones de partículas de hielo y vapor de agua desde el polo sur de Encélado. Desde entonces, este satélite está incluido entre los pocos conocidos cuyas condiciones parecen aptas para albergar vida extraterrestre.