Cayó un meteorito en la provincia de Entre Ríos

Cerca de las 22, una bola de fuego se estrelló en un campo. El objeto fue visto desde varios partidos bonaerenses. Desde el Observatorio Oro Verde confirmaron en Radio 10 que aún no lo encontraron

Un bólido iluminó anoche el cielo de Entre Ríos e impactó presumiblemente en su centro provincial, provocando un gran estruendo y haciendo temblar la tierra varios kilómetros a la redonda, según testimonios coincidentes.

El fenómeno se produjo a las 22:03, según registró la Asociación Entrerriana de Astronomía (AEA) con sede en Paraná, formada por astrónomos aficionados.

A esa hora, “fue avistado sobre el cielo de Paraná y otras localidades un objeto sumamente luminoso dirigiéndose hacia el este y con una trayectoria bastante oblicua“, reportó la entidad en su página electrónica.

Vi pasar durante 3 ó 4 segundos un objeto en llamas que cambiaban de color hasta hacerse azules cuando se aproximaba a la superficie“, relató Milton Blumhagen, un estudiante de agronomía de 22 años, miembro de la entidad. En tanto, Anselmo Rolón, vecino de San Salvador, aseguró en C5N que vio “una gran bola de fuego, seguida por una cola, como una estrella fugaz”.

Con base en testimonios como estos, la AEA estimó que el objeto “habría caído en una zona ubicada entre las ciudades de San Salvador y Villaguay, en el centro geográfico de la provincia”, a unos 200 kilómetros al este de Paraná. Rolón, por su parte, afirmó que los habitantes de su ciudad estiman que el meteorito habría tocado tierra en una estancia de nombre La Paulina.

Una fuente de los Bomberos de Villaguay informó que indicios del impacto, tales como un resplandor, un estruendo y vibraciones, se reportaron “hacia el lado de Villa Domínguez”, ubicada a 20 kilómetros de esa ciudad.

Mariano Peter, coordinador de la AEA, informó que la entidad despachó a las 2 de hoy una expedición con cuatro de sus integrantes en busca del punto de impacto, que otros testimonios ubicaban entre el arroyo Barú y Villa Clara, al este de Villaguay.

Peter, un estudiante de abogacía de 29 años que se dedica a la astronomía desde los 15, dijo que los indicios hablan de un bólido de tamaño inusual. En ese sentido, confirmó en Radio 10: “Puede llegar a tener el tamaño de un auto”, y que este tipo de objetos alcanza una velocidad de entre 80 mil y 200 mil kilómetros por hora.

El resplandor fue muy intenso, tanto que fue avistado desde el mismo centro de la ciudad de Paraná“, dijo.

El experto recordó que a mediados de 2007 hubo un fenómeno similar, una mañana muy temprano, cuyo destello pudo verse en Entre Ríos, Buenos Aires, Santa Fe y Uruguay. Pero el bólido que lo provocó se incineró en la atmósfera y no llegó a impactar en la superficie de la Tierra.

Por su parte, según le comunicó a C5N Marité Pérez de una radio de Lima, del partido de Zárate, la bola de fuego fue divisada cerca del parque industrial de Zárate, al tiempo que desató el miedo en los habitantes de la zona por la cercanía a dos centrales nucleares.

La grabación más antigua del mundo

Un equipo de investigadores estadounidenses descubrió en París, Francia, una grabación hecha hace casi 150 años de una canción popular.

La grabación, realizada por el francés Eduard-Leon Scott de Martinville, es anterior por casi dos décadas a la primera del estadounidense Thomas Alba Edison, considerado hasta ahora como el inventor del sonido grabado.

Se trata de la canción anónima “Au clair de la lune” (“A la luz de la luna”), del siglo XVIII, que comienza:

Au clair de la lune, mon ami Pierrot / A la luz de la luna, mi amigo Pierrot
Prête-moi ta plume, pour écrire un mot. / Préstame tu pluma, para escribir una palabra.
Ma chandelle est morte, je n’ai plus de feu. / Mi vela está apagada, ya no tengo fuego.
Ouvre-moi ta porte, pour l’amour de Dieu. / Ábreme tu puerta, por amor de Dios.

La melodía es prácticamente irreconocible en la grabación recién descubierta, pero no se debe olvidar que se grabó el 9 de abril de 1860, en un equipo que, curiosamente, estaba muy relacionado con la letra de la propia canción

01.jpg

A Edouard-Leon Scott de Martinville se le ocurrió convertir las ondas sonoras en marcas sobre una hoja de papel, oscurecidas por el humo de una lámpara de aceite.

El inventor llamó a su máquina “fonoautógrafo” y lo patentó en 1857.

Au clair de la lune, Pierrot répondit / A la luz de la luna, Pierrot respondió
Je n’ai pas de plume, je suis dans mon lit. / No tengo pluma, estoy en la cama.
Va chez la voisine, je crois qu’elle y est / Ve a casa de la vecina, creo que está ahí
Car dans sa cuisine, on bat le briquet. / Porque en su cocina, están prendiendo el fuego.

“Fonograma”

La grabación, de diez segundos de duración, se hizo 17 años antes de que Thomas Alba Edison lograra reproducir sonidos de un coro de George Frideric Handel en su famoso fonógrafo.

ver nota completa

Los marcapasos pueden ser atacados por hackers

Aparatos médicos como los marcapasos son vulnerables al ataque de piratas informáticos (hackers), que podrían acceder a información privada sobre un paciente o reprogramarlo y poner su salud en riesgo, reveló hoy un estudio estadounidense.

Un equipo de investigadores liderado por los científicos en informática Kevin Fu de la Universidad de Massachussetts y Tadayoshi Ono de Washington, además del cardiólogo William Maisel de la escuela de Medicina de Harvard, fue capaz de interceptar señales enviadas por un Desfibrilador Cardíaco Implantable (DCI) o marcapasos.

“El aparato contenía información sobre el nombre del paciente, los parámetros de su terapia, su fecha de nacimiento e información adicional de su doctor”, dijo Fu. Y explicó: “Además, pudimos modificar dichos parámetros por medio de una máquina no autorizada que construimos. Entonces, por ejemplo, podemos causar la desfibrilación cuando no debe ocurrir”.
nota completa

Los DCI actuales reciben señales inalámbricas a pequeña distancia, pero la tecnología expande el alcance de los aparatos y de paso mejora el potencial para interceptar la información.

Premio L’Oreal-Unesco al aporte de la mujer en la ciencia

La investigadora argentina Ana Belén Elgoyhen recibió el Premio L’Oreal- Unesco para la Mujer en la Ciencia, gracias al descubrimiento de genes que mutan y producen sordera. Con su aporte se abrió un nuevo campo en el estudio de la regeneración de las células afectadas en el sistema auditivo.

 21_premiadamed.jpg

 

“Buscaba un gen en el cerebro que terminé encontrando en el oído, donde hay unos cien genes que mutan a partir de proteínas alteradas y producen sordera”, confesó hoy la científica argentina Ana Belén Elgoyhen después de recibir en Francia el premio L’Oreal-Unesco al aporte de la mujer en la ciencia.

“Una de cada mil personas nace con problemas auditivos y puede llegar a identificar si su sordera es de origen genético, lo cual permitiría prevenirla con implantes y, a futuro, ver si se pueden regenerar las células muertas, que son muy complejas”, sostuvo.

La científica, quien recibió hoy el galardón consistente en 100 mil dólares correspondiente a la región de América Latina, dijo que “todavía no se sabe cuáles son los cien genes pero ya identificamos 40”.

Tras precisar que “la labor de las mujeres en la ciencia no está muy valorada y este premio está considerado el Nobel”, sostuvo que “pese a que no es una carrera rentable, elegí ser científica, porque siempre tenía preguntas sin respuesta”.

Elgoyhen comenzó su carrera como becaria del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), luego trabajó en Estados Unidos durante tres años, pero se dio cuenta de que “quería trabajar en la Argentina“, dijo.

 La investigadora -doctora en Bioquímica y profesora de Farmacología- opinó que “en Argentina los subsidios son pocos y se depende de los préstamos del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)” y advirtió que “cuando llega dinero, el 90% proviene
de Estados Unidos”.

“Cuando un científico llega a ser exitoso, tiene que publicar, y para ello requiere tener conexiones en el exterior”, lamentó la científica, pero aclaró que no obstante, y con los “malabares que hacemos con mi marido, el esfuerzo vale la recompensa”.

Pilas de biocarbón, una alternativa para la producción de electricidad

pilas.jpgNuevos estudios han descubierto una nueva forma de hace pilas con biocarbón, es decir, el residuo de la transformación termoquímica de la biomasa sin oxígeno. La principal ventaja de esta nueva tecnología es su mayor eficiencia energética, que se cifra en un 80% frente al 30% hasta el 60% de las pilas de combustible convencionales. Otras ventajas son  la versatilidad de uso de cualquiera material rico en carbono y  que no hacen falta costosos catalizadores.

Las pilas de combustible son básicamente «baterías» que generan electricidad a consecuencia de las reacciones químicas que sufren las materias primas en el electrodo positivo (cátodo) y en el electrodo negativo (ánodo). Se considera una de las «tecnologías verdes» para la producción de energía eléctrica.

Ver artículo completo.

Fuente: Barrapunto.