Fuera de mí

Marián Álvarez, premio a la mejor actriz en Locarno, y Juan Sanz protagonizan esta historia amor que toca un tema ‘tan delicado’ como el de los donantes vivos

En el cine distinto, radical e intimista se enmarca ‘Lo mejor de mí’, la única ópera prima española dirigida por una mujer en 2007 que cuenta una historia de amor que toca un tema «tan delicado» como es el universo de los donantes vivos. La debutante Roser Aguilar es la directora y guionista de este título que salió del Festival de Locarno con dos premios -el de mejor actriz para Marián Álvarez y de el la crítica independiente a la mejor película- y que este viernes llega a nuestras carteleras.

En una entrevista en la televisión al doctor García Valdecasas, coordinador de transplantes hepáticos del Hospital Clínico de Barcelona, encontró Aguilar la trama para que los personajes que interpretan Marián Álvarez y Juan Sanz hicieran un viaje «en el que se cuestiona el amor, la generosidad, la enfermedad, el dolor y la muerte. La película habla de la generosidad del enamorado, de si, incluso, estamos dispuestos a arriesgar la vida por la persona que queremos», apunta la autora de la que es la primera producción del Proyecto Opera Prima de la Escuela Superior de Cine y Audiovisual de Cataluña (ESCAC), que da la primera oportunidad en el cine a sus alumnos graduados.

A la pregunta cuánto queremos a nuestra pareja responde una joven periodista -Álvarez- cuando su novio -Sanz, con quien acaba de irse a vivir, necesita un transplante de hígado, órgano que puede venir de un donante vivo porque, por su capacidad de generarse, basta sólo una parte

nota completa