el cigarrillo electrónico:

Tiene forma de cigarrillo, pretenden producirle al fumador lo mismo que siente cuando está pitando tabaco natural, con algunas cuantas diferencias: expulsan nicotina cuando son inhalados, son cartuchos que duran en promedio 350 inhalaciones (unos 30 cigarrillos tradicionales), y cuestan aproximadamente 1,56 dólares.

En realidad, las diferencias van más allá. Porque lo que realmente conforma al e-cigarrillo es un microprocesador con un atomizador que combina la inhalación de aire con nicotina desde el cartucho mencionado, y que funciona con una batería.

Los fabricantes aseguran que “la nicotina llega a los pulmones dentro de los 7 a 10 segundos después de la inhalación, de modo que se siente como un cigarrillo y se parece a un cigarrillo, incluso libera humo. De muchas maneras es como la experiencia real de fumar, y eso es lo que lo hace diferente”.

nota completa