Cortocircuito apagó una cámara del Hubble

La principal y más poderosa cámara del telescopio espacial Hubble dejó de funcionar hoy por tercera vez a raíz de un cortocircuito eléctrico y es probable que dos tercios de su capacidad ya no sea utilizable, según informaron funcionarios de la agencia espacial estadounidense (NASA).

La NASA indicó que solo un tercio de las funciones de la cámara pudieron ser restablecidas. “Una investigación inicial indica que la cámara dejó de funcionar”, indicaron desde a agencia espacial.

Preston Burch, el gerente del programa Hubble, dijo que los ingenieros de la NASA “creen que el canal de campo amplio y el canal de alta resolución de los instrumentos de la ACS ya no están disponibles”.

nota completa en Diario Perfil

Descubren restos arqueológicos a través de Google Earth

(Télam) – Varios sitios arqueológicos, de probable función ritual, fueron ubicados en el oeste riojano por investigadores del Departamento Arqueología del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Rioja (UNLAR), informó esa casa de estudios.

La detección se realizó mediante el uso del navegador gratuito de imágenes satelitales de Internet Google Earth, en el marco de un proyecto que incluye el relevamiento de la red vial “inka”.

Las imágenes satelitales indicaron la existencia de un sistema de sitios arqueológicos, lo que luego fue corroborado en el campo, señala un documento de los investigadores.

El hallazgo consistió en al menos una decena de estructuras circulares de hasta 12 metros de diámetro, en algunos casos construidas sobre plataformas sobreelevadas y delimitadas con paredes de piedras.

Algunas de las estructuras parecen estar revestidas por combinaciones de piedras rojas, negras y blancas, que formaban aparentes diseños geométricos, en gran parte borrados por el paso del tiempo.

794657.JPG

Los arqueólogos Claudio Revuelta y Sergio Martín remarcaron que este tipo de restos fueron hallados en varias regiones del noroeste y Cuyo, pero aclararon que la concentración en un espacio de unas 500 hectáreas, convierte al yacimiento en un reservorio patrimonial especial.

También resaltaron que contiene un importante potencial para indagar cuestiones vinculadas a actividades simbólicas y rituales de las sociedades que las construyeron.

Los arqueólogos del Museo de la UNLAR prefirieron no dar detalles sobre la ubicación exacta del sitio, mientras no se realicen estudios sistemáticos, a los fines de no comprometer la conservación patrimonial del bien.